sábado, 29 de marzo de 2014

El placer de ver y sentir

la fotografía de alimentos, tiene como gran objetivo, llevar al receptor a sentir el sabor de los alimentos que mostramos.


Retarlo a comprobar que nuestra propuesta es verídica, que cumple con las expectativas que genera lo que está viendo; que cada bocado lo lleve a un placer sinigual.

 
Placer es lo que se busca siempre en todas las actividades del ser humano, el primer sentido comprometido con este fin es la visión y hablando de fotografía es la puerta para comunicar la existencia de esas cosas que proporcionan satisfacción al resto de nuestros sentidos: el aroma, el sabor, la textura y hasta el sonido; una buena imagen incita a comprobar si lo que estamos viendo es real y genera la acción de compra.

  

Para llegar a producir imágenes vendedoras es necesario un cúmulo de experiencias técnicas tanto fotográficas como del segmento productivo al cual le estamos trabajando, es la unión de profesionales
construyendo un mensaje.


Por esta razón quien dice que la fotografía es fácil es porque se refiere a la fotografía como pasatiempo, como hobby y tiene razón, porque también es un placer viéndolo desde este punto de vista.



Pero cuando se trata de construir un mensaje claro, verídico, comprobable e incitador son muchos los detalles, conocimientos y personas que intervienen para lograrlo.



Es un placer contar algo de mi experiencia fotográfica y publicitaria. Espero retroalimentación.
www.leoerazzo.com